¿El cierre de Diario Tiempo?

Leer en el facebook que Diario Tiempo cierra y escuchar en la radio el boletín oficial del anuncio que mañana 27 de octubre del 2015, circulará la última edición de ese periódico, da tristeza. No niego que asoman muchos sentimientos encontrados, porque mi padre amó ese diario, fue su escuela, el lugar donde desarrolló sus pininos periodísticos y donde dejó su vida entera. 

Parte de su historia tal vez muchos no lo saben, pero yo la viví en carne propia. Mi padre Manuel Orellana Navarro, (QDDG), fue corresponsal de ese medio por más de 20 años en Santa Rosa de Copán. Lo recuerdo aún cargando su cámara en su cuello, revelando en su cuarto oscuro, porque la tecnología no daba asomo y entonces mandar las fotos en blanco y negro a San Pedro Sula, era un verdadero desafío. Aún con las limitantes y con aquella máquina de escribir que utilizaba para sus escritos, fue una escuela para mí, el ejemplo que tuve y quizás desde allí me despertó esa vena periodística que hoy me hace trabajar en lo que me apasiona.

Con él otros personajes fueron de ejemplo, era una niña cuando la voz melodiosa de Farah del Carmen Robles enamoraba a los escuchas de La Voz de Occidente, allí la conocí. El talento de esta gran periodista en poco tiempo saltó de la provincia hacia la ciudad y fue así como San Pedro Sula fue en donde encontró esa oportunidad para que mostrara su talento, la vocación nata y hoy sea de las periodistas icónos de Diario Tiempo.

Son tantas las historias que tengo y me remontan a ese diario que no puedo quedarme indiferente ante la situación que hoy enfrentan. He escuchado los testimonios de varios de los amigos, de los compañeros de batalla que he conocido en la cobertura noticiosa y solo puedo solidarizarme, porque son familias que pasan a ser parte de los desempleados en el país. Pese a que trabajo en Diario La Prensa, el cierre de un medio de comunicación nos atañe a todos, es cerrar un espacio que durante más de 40 años fue la voz de muchos, el medio que desde el más pequeño hasta el más grande llevaba la lectura amena para enterarse del acontecer nacional y mundial.

La incertidumbre reina en los compañeros de Diario Tiempo, son hombres y mujeres que por años dedicaron su vida entera a la labor de informar. Cada uno desde sus diferentes áreas dio lo mejor para que  "El Diario que se lee primero", lema con el que inició desde el 7 de noviembre de 1970, informara a los lectores en el país.

Que Dios abra espacios para todos los compañeros y amigos que hoy quedan sin su fuente de trabajo y que nuevos tiempos surjan en Honduras, un país que merece que los ojos de inversionistas y los mismos hondureños sigamos luchando, creyendo en un futuro mejor. Pese a ese asomo de incertidumbre que a muchos nos desalienta hay que seguir adelante, muchos piden a Dios una oportunidad para emigrar y buscar mejor suerte. Animo amigos, no es fácil, son momentos de prueba, pero Dios siempre tiene un propósito y no les abandona. Adiós Diario Tiempo, fueron 45 años de informar, 45 años de ser parte de la historia periodística del país.


Comentarios

Entradas populares