Alerta en Honduras



No cabe duda que la detención de los cinco extranjeros en el aeropuerto internacional Toncontín, en Tegucigalpa, disparó las alarmas de las autoridades en Honduras, quienes en primera instancia han informado que los cinco son originarios de Siria. Se ha confirmado que los pasaportes con los que viajaron desde El Líbano para cruzar por Brasil, Argentina y Costa Rica, eran falsos, fueron robados en Atenas, Grecia, según las autoridades.

Los extranjeros viajarían vía aérea hacia San Pedro Sula, desde donde según la versión de la Policía, por tierra continuarían rumbo a Estados Unidos. El asunto es que esta detención genera preocupación en algunos sectores porque hasta que no se determine la identidad verdadera de los cinco hombres y se descarte si los mismos son parte del grupo terrorista, no se tendrá claro el porqué de su presencia en el país. Con lo ocurrido en Francia, la presencia de Sirios en cualquier país del mundo pone de correr a todo el mundo, las amenazas se han girado y obligan a redoblar las medidas de seguridad en todos los países.

Los protocolos de seguridad en Honduras aseguran las autoridades son revisados, sobre todo porque se informó que el fin de semana también se detuvo a otra persona de origen sirio con otro pasaporte falso. Ante esto las operaciones especiales buscan reforzar todos los puntos para evitar el ingreso ilegal de extranjeros tanto en los puertos, aeropuertos y fronteras.

Estas alertas hoy también se trasladaron a varios aeropuertos en el mundo donde también circularon las amenazas anónimas que alertaban de bombas en dos vuelos que partieron de Estados Unidos y que fueron desviados ante el temor de nuevos ataques que dejen víctimas inocentes en la que califican como el inicio de la tercera guerra mundial.



La incertidumbre se apodera de todos, ningún país es seguro y el accionar del grupo terrorista no tiene fronteras, por lo que nadie descarta que en el lugar menos pensado, una nueva sacudida pueda dejarnos atónitos por la frialdad con la que estos hombres en nombre de Ala ejecutan sus acciones.

Mientras en Honduras, los cinco supuestos sirios siguen retenidos, investigados y pronto se sabrá el destino que tendrán. Organismos defensores de Derechos Humanos se han presentado hasta la posta policial donde están bajo custodia para garantizar que se les respetan sus derechos y que se desarrolle un proceso judicial justo en su contra. Aún no se saben los cargos, ni si las investigaciones que se realizan entre los países determina la verdadera identidad de los extranjeros, así como sus antecedentes.

Lo que si es claro que en esta oleada de sospechas, afectará a muchos sirios que no forman parte de los grupos extremistas quienes pagarán las consecuencias de las acciones de sus compatriotas.

Estos ataques, las amenazas y acciones de los terroristas promueven ahora una reconfiguración del tablero geopolítico, que toma cuerpo e incorpora en esa alianza a Rusia, quien se ha unido a la coalición que promueve Francia, donde el Presidente ha declarado la guerra contra el Estado Islámico.

Los próximos escenarios que viviremos son impredecibles, los niveles de alertas se han elevado y por ahora solo nos queda confiar y pedir a Dios protección, para que no se generen nuevos ataques que nos dejen estela de luto y dolor. Ya bastante tenemos en los países con las guerras internas que cada día aniquilan a familias y no se vale que a esto se sumen ahora las amenazas internacionales que convulsionan aún más a los pobladores que ahora tienen la sombra del miedo incrustrada ante el temor de una guerra que parece ha comenzado y no se sabe cuál será su fin.





Comentarios

Entradas populares