El Caso Rosenthal


Un comunicado emitido hoy por el Grupo Continental confirmó lo que en los medios de comunicación en Honduras se manejó: Yani Rosenthal enfrentará a la justicia estadounidense en libertad.

El empresario y político permanece en Nueva York, esperando la resolución en su caso. Una firma de abogados de Estados Unidos, logró lo que en contra de los pronósticos se esperaba que Rosenthal continuara guardando prisión. 

La medida genera un escenario diferente, de hecho la justicia hondureña determinó devolver tres bienes que habían sido incautados a la familia, donde piden a las autoridades en Honduras un trato justo y el cese de las incautaciones de los activos de la familia.

Desde que el 7 de octubre, Estados Unidos designó a la familia Rosenthal como un grupo vinculado a las operaciones de lavado de activos en Honduras, el efecto de esa designación provocó el cierre de empresas y por consiguiente el desempleo en miles de hondureños que ahora quedaron a la deriva.

La promesa de colaborar con el sistema de justicia norteamericano, le valió a Yani Rosenthal obtener la libertad. El juicio aún no tiene fecha programada, pero se anuncia que las pruebas que aportará serán claves, sobre todo para develar el operar de los carteles que según lo revelado por el Departamento del Tesoro los fondos fueron depositados en el banco propiedad de la familia.

En medio de todas las sorpresas que en el caso se tejen, no cabe duda que la expectativa crece, los hondureños están ávidos por conocer nuevos nombres que puedan salir implicados en las operaciones ilícitas que por muchos años corrompieron los sistemas y fueron los que volvieron tan débil las estructuras estatales que al final de cuentas pasaron a ser parte del servicio de la criminalidad organizada.

Como bien lo dije hace unas semanas, segura estoy que el telón apenas empieza a correrse y no cabe duda que sí, pero algo que queda claro tras estas acciones que desde las tierras del Tío Sam se ejecutan, es que las designaciones, sanciones y extradiciones marcan un precedente. Precedentes que dejan un claro mensaje: la impunidad parece llegar a su final en Honduras.

Entonces, los paraísos que se construyeron en varios puntos del país empiezan a debilitarse y con las revelaciones que muchos de los extraditados harán para negociar una pena menor, no dudamos que serán varios personajes los que desfilarán por los Tribunales para develar las estructura que se montaron en un país donde dominó el más fuerte, donde se compraron conciencias y donde la política se volvió un verdadero trampolín para tener el poder en las manos. Honduras hace asomo de un cambio, de justicia y el caso Rosenthal sin duda es clave para que conozcamos detalles importantes de cómo desde los gobiernos muchos en sus cargos fueron parte de la cadena de impunidad que por años prevaleció en el país.



Comentarios

Entradas populares