Río Amarillo sin despegue


Hace unos días les preguntaba a varios amigos en Copán Ruinas, cómo está el auge de los vuelos hacia el aeródromo de Río Amarillo. Quería que me informaran sobre los precios saliendo de Tegucigalpa y San Pedro Sula, como también los horarios. Pero me sorprendí cuando uno de los operadores de turismo me dijo: "ese proyecto es como otra joya arqueológica en Copán, solo está para que lo vean, pero no se usa".

Esa respuesta me dejó pensando en todo el sueño que acarreó ese proyecto, la ilusión de todos los copanecos porque su construcción fuera una realidad, pero que fuera operable. No entiendo ahora en qué parte del proceso se estancaron las negociaciones con dos líneas aéreas que le apostaban por tener los permisos de operaciones para cubrir esa ruta.

Cuando consulte a varias tour operadoras sobre lo que ocurre,  me dijeron "Nos da pena recibir correos constantemente y dar una respuesta que aunque se adorne es negativa" decía un tour operador de Copán.

Como él, otro amigo de Copán, que es también promotor del turismo me dijo: "El aeródromo será de los nuevos descubrimientos de la arqueología que han ocurrido en los últimos años y se les mostrará a los turistas que llegarán por la vía terrestre".

Sin duda esas respuestas nos dejan claro del sabor amargo que al os empresarios del turismo les deja el proyecto. La apuesta de la terminal aérea con 1,400 metros de longitud, busca propulsar la llegada de más turistas y potenciar el ingreso de los pequeños, medianos y grandes empresarios de la zona, pero están desilusionados y preocupados. 

El Gobierno cumplió con entregar las instalaciones, ahora no sé que falta para dar la luz verde y que la llegada de vuelos semanales como se contempló en un inicio sea una realidad. El Aérodromo de Río Amarillo es un proyecto ambicionado, que incluso en un momento dividió a los copanecos, cuando dos grupos luchaban por su construcción. Los del corredor norte apostaban por Río Amarillo y los del sector centro sur por Concepción, Copán. Al final el proyecto se estancó, la edificación está, pero aún no es operable.

Ojalá el Presidente de una mirada a este aeródromo y agilice su puesta en marcha. Hay familias enteras que esperan que la zona se vuelva un polo que beneficie a todos los sectores. Que no sea Río Amarillo otro proyecto más, sino que se impulse la llegada de los vuelos para que se le de otra cara al turismo, le de el empuje a esta zona, la que abra espacios a los microempresarios y el número de ingresos a las Ruinas se eleve. 

Copán necesita que los ojos de todos se vuelvan hacia este rincón bello del occidente de Honduras.  


Comentarios

Entradas populares